top of page

Blog

seniors por el mundo india nepal

En Cudillero una fiesta, y en la playa...el silencio.

Entre el grupo de irredentos había dos temas fundamentales a esas alturas...¿dónde vamos hoy? y el segundo, que se venía gestando en la profundidad, era el desafío del irredento remador de enfrentar los rápidos del Sella.


Que si pago la inscripción con la tarjeta, que no pasa...¿lo descontaron? No, pasala otra vez, que ...dale, pero se va la imagen antes de que pueda clicar, que es este celular😠 que el celular no tiene la culpa, hacelo desde la notebook,... ¡Uy! me falta el calzado náutico, ese de goma que vimos ayer, que vamos a comprarlo.....y así nos habíamos pasado las horas dando vueltas .


El evento en cuestión sucedería al día siguiente, más o menos el último que nos quedaba

libre.

De manera que....ese día, tocaba Cudillero.

Cudillero es una de esas cajas de sorpresa de las que hablaba antes.

Llegar hasta allí fue relativamente fácil y relajado pero como foráneos que éramos, no encontramos otro camino para entrar al pueblo desde la ruta y alegremente seguimos las indicaciones....y nos metimos de lleno por medio de unas callejuelas que , a medida que avanzábamos se iban estrechando curiosamente.

La bestia negra y sus ocupantes ni respirábamos , en un momento pensé, me bajo, esto no acaba bien.

😱😱😱


Las calles bajaban hacia la altura del mar, tienditas de un lado y del otro , la bestia apenas pasaba chirriando y de pronto...un auto de frente subiendo...mientas nosotros bajábamos.

Catástrofe total.

La bestia como pudo subió sus toneladas a la vereda y en una maniobra brava del conductor, y creo yo que con un poco de magia también, un auto y el otro se cruzaron en dirección contraria y siguieron su camino.


Lo que me llamo la atención fue la cara relajada del otro conductor, que me hizo pensar....¡¡están acostumbrados.!!!!

Finalmente llegamos al Puerto.


Fotito con las sonrisas todavía un poco forzadas por el susto.


Y yo con cara de estar pensando... si hay que subir por el mismo camino...voy a pie.







Cudillero es más linda todavía que en las fotos.


Entre el mar y la montaña.


Cuenta la leyenda que en la Alta edad media, reinando en Asturias el Rey Alfonso III, los normandos procedentes en aquellos tiempos de la lejana Dinamarca, se asentaron en Cudillero estableciendo un puerto base desde donde repostar sus barcos rumbo a saquear la rica Al-Andalus o las costas de Galicia.

Allí los vikingos lejos de someter a la población nativa de etnia astur, se fusionaron con ellos y establecieron lazos de matrimonio, ayuda y comercio.

Como dato curioso de esta posible herencia nórdica en la geografía asturiana, ha quedado el pixueto.

Un dialecto único del pueblo de Cudillero que combina palabras de origen romance con otras de origen nórdico, algo raro sin duda en el norte de España, y que no tienen similitud tan siquiera con las poblaciones cercanas de la propia Asturias.(La Nueva España)


De forma que habíamos llegado a una aldea con antepasados Vikingos.



Casa de colores trepan por la ladera como vigías improvisadas, atentas a quien entra por la bahía.

Un pueblo de tradición netamente pesquera, con dialecto propio , orgullo propio, y fiestas propias.

Hoy, el día que escribo esta nota, 29 de junio, es la Fiesta Patronal de Cudillero.

Del las noticias del día:


Cudillero celebra este 29 de junio a su patrón, San Pedro, y lo hace como manda la tradición con el recitado de L´Amuravela.

Un sermón laico en el que se le cuenta al Santo lo más destacado del año, a nivel nacional, regional y local, escrito en pixueto, un dialecto del asturiano exclusivo de Cudillero. Cesáreo Marqués lleva escribiéndola y recitándola desde hace 39 años, continuando una tradición que data de 1.569. Este año tiene 760 versos que Marqués ya ha memorizado, porque l´Amuravela no se lee, se recita, sobre una barca de pesca colocada en el centro del pueblo. Cesáreo nos contaba en COPE que este año le recordarán a San Pedro que: “no nos vendría mal un milagro, porque la pesca está tocando fondo”. Y es que nunca faltan alusiones a la pesca, ya que San Pedro es el patrono de los pescadores. (La Nueva España)

Y así comienza la Amuravela..


En el nombri de Jesús

y la Virgin Soberana,

vou ichar l'Amuravela

comu San Pedru asperaba.


Si uno piensa en una oración común......mal encaminado.

Como todo en España ¡ ¡con mucho humor!!!


Este es Cesáreo Márquez, autor y recitador desde hace 39 años, de la Amuravela de Cudillero.

Y un fragmento de la del ano pasado....¡para muestras basta un botón!!


Pudirías dicinus Tú

en que ti tamus fallandu,

pos sin llevantar cabeza

más de dos añus llevamus,

primeiru co la pandemia

del covid isi del diañu,

con variantis, con vacunas

y’ hasta con cunfinamiantu,

dispuás venu el volcán

que na Palma feixu istragus,

istrozandu co la lava

todu lu qu’iba garrandu.

Aquí hubu un tirrimotu

peru feixu poucu dañu,

al paicer taba el picentru

d’ Uviñana mar adiantru.

Hubu folas de calor

cuando tábamus n’iviarnu,

enundacionis por agua

en plenu vranu tuviamus.

Ya cuando nus paicía

que todu iba calmandu,

vei Putín invadi Ucrania

¡ya outra vez nus la liarun!

pos amás de lu pior

que son lus milis de muartus,

yá qu’ esi xostrón nu apara

de tar siampri amenazandu,

con que nus tira la atómbica

pa que salgamus volandu.


Si, cada pueblo es una caja de sorpresas.


Buscamos donde almorzar mientras nos deleitábamos con las callecitas y sus recovecos.




Siempre acompañados por algún vigía.


Encontramos un lugarcito escondido en donde almorzamos.....tan bien como en toda Asturias y dos de los irredentos le hicieron honor a un pulpo espectacular.

















Afortunadamente...para salir de Cudillero encontramos el camino correcto, uno que lleva desde el puerto a la ruta sin pasar por el mínimo entramado de las calles adoquinadas.

La científica, irredenta numero 1, iba de copiloto, como de costumbre.


La idea era ir a la Playa del Silencio, que no quedaba muy lejos de ahí.

En los mapas , todo parece cerca y fácil.

Pero las miserias del turista son muchas y variadas, y generalmente se ceban con los incautos.

De forma que después de una hora de tratar de llegar...la voz de la científica advierte...

-Es la cuarta vez que pasamos por ese vivero de mariscos....-


Efectivamente , una vez más estábamos a merced de la tecnología vengativa.

Tuvimos que recalcular varias veces, meternos por un camino de bosques solitario... sortear varios obstáculos porque de alguna forma misteriosa el camino nunca es recto ni simple.

Uno hace caso de las señalizaciones ...pero nada.

Finalmente, llegamos a un caminito medio descampado.


Y mas allá ...el fin.


Bajé del auto porque era imposible seguir, entre la llovizna y el barro.








Y estaba....sola y en silencio, la playa.


El espectáculo de la naturaleza en todo su esplendor.

Mientras saltaba arbustos y procuraba no desbarrancarme para realizar lo que mejor hago, la crónica fotográfica y escrita , el conductor intentaba dar marcha atrás con la bestia negra en medio de un campo sutilmente embarrado.


Es impactante lo que produce en mi ánimo enfrentarme a una naturaleza tan perfecta y tan silenciosa, es un momento de comunión con el universo en el que me convierto en una mínima parte de ese escenario glorioso, así que , también como siempre, elevé una oración de agradecimiento a quien corresponda por semejante regalo.

Volví sobre mis pasos...la bestia negra ya estaba en posición para encarar el regreso a Oviedo.

Al día siguiente tendríamos la aventura del Sella, desde el pueblo de Arriondas , y debíamos madrugar.


Cudillero tendría su festejo un mes más tarde...y yo..me había convertido en sal ,y fui arena, fui mar ,fui arbustos y nubes por unos minutos en la Playa del Silencio ,una mínima parte de ese espectáculo.


Asturias 2023




Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Como siempre divinas las fotos y el relato tuyo es único Isa!!! 🤍 se ve en cada post y esa comunión con el universo es maravillosa !!!

Like

Excelente relato , muy bien fotografiado de la aventura en Cudillero

Like
bottom of page