top of page

Blog

seniors por el mundo india nepal

Oviedo, sinfonía en dos movimientos... ... Molto allegro y allegrissimo!!!

Actualizado: 5 jul 2023

Molto allegro......

Oviedo!!!!!

Establecimos nuestro cuartel general en esa ciudad a la que llegamos en búsqueda de las huellas del pasado....y apenas llegar nos robó...el corazón.

Habíamos rentado un ático muy cerca de la Catedral San Salvador desde cuya terraza, se veía esto...Y detrás, el Monte Naranco que custodia la ciudad.


Durante siete días teníamos que convivir los cuatro, y desde hacía mucho no vivíamos juntos, así que elegimos un lugar grande y espacioso...en donde cada cual acomodara su existencia y depositara sus huesos con la privacidad necesaria.

Volvíamos a vivir los cuatro juntos....y sí, volvimos a ser como niños, divertidos y despreocupados y libres como los que se van de exploración.


Qué objetivo perseguía este grupo de irredentos?

La idea era volver sobre los pasos de la vida de nuestro bisabuelo, antes de que viniera a la Argentina, y el punto de partida estaba en Oviedo.



Oviedo nos recibía con una fina llovizna....que no hacía sino espejar sus baldosas desiguales y gastadas por tantos y tantos caminantes.


La ciudad de Oviedo surgió de una colina llamada Ovetao, y fundada por Fruela, que fue un Rey asturiano desde el 757 al 768 y en sus comienzos fue una ciudad eclesiástica.

Luego su hijo, Alfonso II el Casto, trasladó la capital de Asturias que todavía era Cangas de Onís tal cual la instituyó nuestro amigo Pelayo , a Oviedo.




Los cuatro caminábamos por las calles del casco en una especie de banquete histórico y personal.




Y a estas alturas...ya nos habíamos compenetrado con la idea de que parte de nuestras raíces estaban allí, que algunos eslabones de nuestro ADN pertenecían a la región.....y vamos! en una palabra....que nos sentíamos Astures.


Que los Astures y los Celtas estuvieron emparentados, nadie lo duda....así que de paso, también celtas.



En el lateral del Ayuntamiento figura esta inscripción...Muy noble, muy leal, benemérita, invicta, heroica y buena ciudad de Oviedo...y hay una cruz con dos ángeles al pié...es la Cruz de Oviedo.

La leyenda dice que Alfonso el Casto, quiso ofrecerle a la ciudad una cruz.

Dos orfebres se presentaron una noche y Alfonso les dio todas sus joyas para que la hicieran.

Pero pronto entró en pánico.

Le había dado todo a un par de desconocidos, rubios y altos, sin siquiera averiguar de dónde venían....así que mandó un emisario al taller de los orfebres, pero volvió sin novedades, después de decir que había un resplandor dorado.

Alfonso llega hasta el taller en un mar de inquietud y desconfianza...ve el resplandor y tímidamente llama a la puerta...sin éxito.

Decide entrar y ve también el resplandor que iluminaba la estancia, la Cruz de oro y piedras brillaba con una luz celestial.

-Madre Santa! -exclamó Alfonso.

Desde entonces, se representa con dos ángeles al pie.


Esta Cruz , es una de las reliquias de la Cámara Santa en la Catedral de Oviedo.



En cuanto a Alfonso el Casto...durante su reinado tuvo que ir a constatar unas reliquias del apóstol Santiago a Compostela...fue el primer peregrino del camino de Santiago.

En Asturias hay un dicho...


"Quien va a Santiago

y no al Salvador

visita al siervo

y deja al Señor."



Así que se considera a Oviedo como uno de los más antiguos itinerarios del Camino de Santiago.


A esta altura de la mañana ....y como nos corría por las venas la sangre de los astures, teníamos un hambre de ídems... y de celtas también.




Cómo se come en Asturias.!.....lo pienso ahora, desde aquí manteniendo la dieta de la vida saludable y me acuerdo de aquello...y me entra la nostalgia. 😁😁😁


Pasábamos de la fabada a los frutos de mar, de los arroces al cachopo, del pescado al cerdo........sin culpas ni remordimientos.


Y en todos, pero en todos los lugares que visitamos la cocina es espectacular.


Y ni hablar de la sidra, que te la tiran en tus propias narices con una pericia impecable y sin mirar.








En fin, estábamos en la Catedral.



Pero volviendo al tema...la Cámara Santa , alberga también la famosa Cruz de la Victoria, aquella que enarboló Pelayo en contra de los musulmanes. Unos dicen que sí, otros que no, pero la historia dice que dentro de la cruz de oro y piedras que donaron Alfonso III y Jimena, su esposa , en el 908, estaba la original de madera que blandió Pelayo.

Y que tuvo una vida , la Cruz, tan azarosa como entretenida.


Lo cierto es que en un principio, sirvió para reforzar la independencia de Oviedo, de otros puntos clericales como Toledo que al verse libres de los musulmanes quisieron anexarse algún territorio.



El peso de la figura de Pelayo en la Reconquista fue indudable y la Cruz, venía a reafirmar esto mismo.

Era el medio mas eficaz de propaganda mediática de aquellos tiempos.


La Cruz , ubicada en la Cámara Santa, vivió de sobresalto en sobresalto.

En 1934 , durante la revolución de la clase obrera, las tropas del general Franco, disparaban contra los insurrectos desde la Torre de la Catedral .......los dichos insurrectos ..miraron la Torre Gótica calcularon qué cantidad de dinamita era necesaria para volarla..y... ups! dinamitaron por error la Cámara Santa, con Cruz y todo.

Desastre total.

Muchas de las gemas y piedras volaron también.


La imagen de Pelayo, aún después de tanto tiempo seguía. manteniendo todo su poder simbólico.

El que liberó a España de los moros.


Una vez acabada la guerra civil...Franco, que era muy amante de los simbolismos piensa en la siguiente ecuación..

Pelayo+Cruz de la Victoria.......GOL!!!!

Franco + Cruz de la Victoria =Pelayo=GOL!!!!!!!

Y así las cosas.


Sin embargo.. a veces la historia tiene unos giros humorísticos encantadores ,que produce por sí misma ,para diversión de los personajes celestiales y para quitarle un poco de seriedad a la vida.


Corría el año 1942 y el Caudillo decreta que tiene que emular a Pelayo y entrar en Oviedo causando sensación , y para esto, necesita la Cruz de la Victoria.

Si Pelayo había echado a los moros, él había hecho lo propio con los rojos!!!

A trabajar! se pusieron los restauradores , corridos por el tiempo y la escasez , en una demencial carrera contra el reloj.


La Cruz de la Victoria tendría que estar espléndida para la ocasión....y tuvieron una idea creativa....como no consiguieron ni las gemas ni nada, pusieron en su lugar pedacitos de vidrio de botella de sidra, tallados del tamaño que hiciera falta .

Y se encomendaron al Cristo Crucificado.


De forma que quiso el destino que en aquellos primeros días de septiembre de 1942, un acongojado y excesivamente conmovido Generalísimo, caminara en procesión llevando la Cruz de la Victoria..... rellena con pedacitos de botella brillando al sol.

En fin que los astures no se la tragaron y punto.


Y a no reírse, que de giros cómicos, nuestra historia puede llenar un catálogo entero.


Mucho después ,en los setenta, un joven ladrón arrasó con toda la joyeríá de la Camara Santa, y huyó a Portugal sin saber muy bien qué se había robado.

Recuperaron partes de la Cruz y al malandra, lo encarcelaron como 18 años.

En 1977, la Cruz fue restaurada con gemas y piedras preciosas y así es como uno la ve actualmente.

La Cruz había encontrado su lugar.


Y los cuatro irredentos .....qué buscábamos finalmente? me pregunté en una esquina.

Es posible que , ya en la madurez, uno vuelva la vista a atrás para saber de dónde viene?

O es la necesidad de formar parte de algo que trascienda nuestro propio presente?

Ir de lo particular a lo general y por ende a lo universal?


Qué dilema filosófico.

Cuando encuentre la respuesta se los cuento...por ahora..

Sin embargo...encontramos algo.

Tímidamente primero y menos tímidos después, entramos en la librería que sabíamos era de alguna rama de la familia, en la calle del Peso.

Allí, entre libros maravillosos y charlas , nos dijeron, que si bien eran de otra rama, seguramente en el origen habíamos salido del mismo sujeto.

Maríá Jesús y Ángeles nos abrieron sus cariñosos brazos como si fuéramos primos de verdad, esos que viven muy lejos y uno apenas conoce.

Nos llevamos tantos libros interesantes y magníficos que tuvimos que pagar otra valija para traerlos.

El bagaje era más interno que externo, la sensación de que habíamos descubierto esa partecita del tesoro que habíamos ido a buscar.


Los cuatro irredentos habían logrado el primer pasito, y con la ayuda de ellas dos, pudimos seguir nuestras pesquisas por Asturias.


Como en el juego de la Oca, siempre se empieza desde el casillero 1, y la vida, que en definitiva es la que tira los dados, es la que te permite avanzar o te hace retroceder.


Nos despedimos de ellas ese día, pero volvimos a contarles adónde nos habíán llevado las otras pesquisas.


Mientras caminábamos , recordé muchas tardes de mi niñez, en las que como en un run run oía sin poner demasiada atención a mamá, y a mis tías hablando de sus parientes de España y me importaba un comino, como si estuvieran hablando de la vida en Marte.


Pero esa tarde , sentía que caminaban las mismas baldosas que yo pisaba.


Oviedo, tan elegante, tan prolija y colorida.








A los habitantes de Oviedo, los llaman ovetenses...o carbayones, en honor a un árbol , el carbayón, roble para nosotros , En Oviedo hubo un roble centenario que vivió hasta 1879, año en que lo derribaron porque entorpecía el tráfico ya que se abrió una calle para conectar el casco histórico con la Estación Norte.




Por más protestas e improperios de los vecinos, la Corporación Municipal procedió al derribo.

Un diario de época evoca este hecho con estas palabras..

"Aquí estuvo el Carbayón

seiscientos años con vida

y cayó sin compasión

bajo el hacha fratricida

de nuestra corporación." 🌳🌳🌳

El día que nos íbamos a Covadonga, teníamos que llegar a un punto determinado donde nos esperaba el bus y por supuesto y como corresponde a las miserias del turista, nos perdimos.

Me desorienté con el mapa y la lateralidad me jugó una mala pasada.

De manera que la irredenta número 1, Inés ,iba pidiendo instrucciones por teléfono mientras corríamos como demonios para no perder la excursión.

Una vocecita le decía , en la plaza donde hay un sólo árbol!!!!!!😬😬😬 Estábamos en un Parque en donde había miles de ellos.

-Fíjese bien, le decía , junto al Teatro Campoamor, ahí junto hay una plaza con un árbol solamente.

Y lo vimos.

Y resultó que ese árbol fue plantado a propósito para recordar al Carbayón, y lo llaman Carbayín! Y tiene una reja con unas letras que dice...


El Ayuntamiento plantó este roble el día 11 de febrero de 1950 como continuador de aquel simbólico árbol que nos concedió el título de Carbayones.


Identidad ante todo, esa es un poco la esencia de Oviedo.


Asturias 2023






Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Excelente relato de la busqueda de sus raices con una completa descripcion historica

Like
bottom of page