top of page

Blog

seniors por el mundo india nepal

Melbourne,una apuesta a la cultura ,entre apóstoles y naufragios.

Actualizado: 5 mar

Nadie que conozca Melbourne puede negar que allí abunda la cultura, la historia y el arte y una modernidad fresca y pujante.

Desde nuestra habitación del hotel, podíamos ver este panorama...



o este...










Melbourne es una fiesta hasta para verla desde el balcón.





Comenzamos derivando por ahí, en busca de historia y encontramos el Museo de la Inmigración, un museo interactivo sobre la historia, ubicación temporal, y motivos de las distintas inmigraciones que poblaron Australia aborigen , a partir del primer asentamiento europeo en la década de 1780.






Distintas imágenes, distintos aportes , diferentes culturas.

Por eso debe ser tan diversa y rica , tan versátil y flexible y contradictoria.

Si la dominación inglesa fue bastante brutal, la mezcla de razas, religiones , cultura y arte la suavizan hasta el punto de confundir al desprevenido....es inglesa, es oriental, es aborigen?

Es todo eso , muy fresca, muy contradictoria, y...muy linda!


Nos subimos al tram , un poco inseguros porque no sabíamos dónde comprar los tickets, así que cuando el guarda se nos acercó le preguntamos cómo comprar los boletos.

El hombre sonrió....y nos contó que el tram es gratuito dentro de la ciudad. Solo los que viajan desde los suburbios pagan.

Creo que disfrutan la cara de pavos que ponemos los turistas.....

En fin , como sea , deambulábamos como dos almas buscando rastros, de lo que fuera, no teníamos muchos planes más que ver de qué se trataba.


Descubrimos la National Gallery of Victoria.....impresionante muestra de arte de todo el mundo y de todas las épocas.



Una tarde que salí a comprar algo al super, me llamó la atención un ruido que iba creciendo por una avenida frente a la estación de tren.

Me paré en una esquina para ver qué venía por ahí...para mi mayor satisfacción descubrí...una manifestación!!!!!

Mi asombro era feroz, pero muy por dentro una malvada vocecita decía....ajá.. mucha civilización, mucha cultura, mucho tram gratuito pero acá también se cuecen habas!!

Y me planté a esperar que viniera la turba.

Cantaban algo, era como un estribillo, a medida que se acercaban ví policías al frente de la columna, manteniendo el orden.

Sin embargo, no había caras de preocupación o enojo, más bien de diversión.


Hasta que la turba no pasó junto a mí no me dí cuenta....Iban en perfecto orden , cantando el estribillo y aplaudiendo al unísono...tres veces, canto ,silencio, tres palmaditas,canto, silencio, tres palmaditas......era la hinchada de un equipo de fútbol que iba a tomar el tren para ver el partido.

Caras de júbilo y orden masivo, obedientes al líder que encabezaba la marcha.

Ni un grito, ni un disturbio, hasta los policías sonreían....


No sé porqué las bolsas que llevaba se convirtieron en plomo y llegué al departamento a contarle al Partner mi encuentro con semejante evento....glorioso y un poco frustrante para mi costado de maldad comparativa.


Así es Melbourne, una ciudad llena de sorpresas agradables, un contraste entre lo victoriano y lo callejero.







Y faltaba lo mejor, la excursión a la Great Ocean Road, la gran ruta oceánica y los Doce apóstoles.


La gran ruta oceánica se extiende a lo largo de 243km , desde Torquay a Warrnambool.

Se construyó en el siglo XX , buscando un forma de emplear a los soldados que venían de la Segunda Guerra Mundial y también como homenaje a los que no volvieron de la contienda.



Para llegar hasta ahí , se detiene en un lugar para repostar, y en donde los habitantes de una reserva de aves te reciben así....


Para ponerte en tu lugar.

Son los dueños de la tierra y uno, un mero visitante ocasional!


Vuelan de aquí para allá, posándose en la cabeza de los distraídos.








Durante toda la ruta se suceden paisajes impresionantes y que todo el tiempo bordea mar y acantilados.



La belleza natural de Australia ...si tengo que describirla es como la sensación que te deja una ola fresca sobre la piel en un día caluroso...un baño de placer y bienestar, un encuentro con el universo , con el Dios de Spinoza.


Así llegamos a los Doce Apóstoles, que son formaciones de roca caliza causado por la erosión del mar sobre los acantilados.


Una bruma apenas dorada envuelve el paisaje...




El espectáculo de la naturaleza viva.....ya que sus elementos dibujan y borran sus formas a través de los tiempos.

Ya no hay Doce, ahora son menos.

Seguimos por la ruta, bajando cada tanto a la playa, siguiendo el rastro de aquellos movimientos , apenas unas migajas en la línea del tiempo.


A lo lejos


El universo y uno fundidos en el mismo paisaje.


Y llegamos por fin a la Garganta de Loch Ard.

El Loch Ard fue un navío de tres mástiles construido por la Company of Scotstoun,Glasgow, Escocia y que fue botado el 8 de noviembre de 1873 para llevar pasajeros y carga de Glasgow a Melbourne.

Su nombre, en gaélico significa Lago Alto.


Pues este navío en cuestión,Loch Ard ,fue desmantelado dos veces en su viaje inaugural de Glasgow a Melbourne .

El primer desarbolado fue en diciembre de 1873, sólo unos días después de salir de Glasgow.

El 26 de enero de 1874 abandonó Glasgow por segunda vez pero el 2 de abril, un vendaval rompió sus tres mástiles.

El cuarto día después del accidente, su tripulación logró sacarlo a flote y hacer mástiles provisorios . Llegó a Melbourne el 24 de mayo.


Loch Ard volvió a partir de Gravesend , Kent el 1 de marzo de 1878, con destino a Melbourne, comandado por el capitán George Gibbs y con una tripulación de 37 hombres y 17 pasajeros, un total de 54 personas y llevaba una carga mixta.

El 1 de junio se acercaba a Melbourne.

La tripulación esperaba avistar tierra pero se encontró con una densa niebla.

Se cree que los instrumentos de posición fallaron o no eran precisos y por las malas condiciones del tiempo no vieron el faro.


Chocaron con arrecifes en la entrada de este lugar, los mástiles y aparejos cayeron matando la gente de cubierta y haciendo imposible bajar los botes salvavidas.

En cuestión de minutos el barco , herido en sus entrañas, se fue al fondo del mar con su carga y sus ocupantes.

En medio de la noche y la tormenta, un joven llamado Thomas Pierce se aferra a un madero que flota y llega hasta la arena de la playa.


Está agotado por el cansancio y la tristeza.

Pero a los pocos minutos oye gritos desesperados y se arroja al mar .

Thomas salvó a una joven de 19 años llamada Eva Carmichael, quien esa noche perdió a toda su familia. Sin pensar en las consecuencias el joven se internó en las aguas revueltas y oscuras y nadó con ella hasta a playa , en donde se refugiaron hasta que amainara el temporal y pudieran buscar ayuda.


La gente del lugar llamó desde entonces Thomas y Eva a estas dos formaciones de roca que están al borde de la Garganta , a la que quedó el nombre de Loch Ard en memoria de la trágica noche.

Una historia de coraje y valentía en un paisaje tan hermoso como la historia.


Thomas y Eva custodian las aguas del lugar como guardianes, como si su sola presencia pudiera evitar nuevos naufragios.


Cada rincón de Australia te sorprende.........


Dios bendiga a Estados Unidos. Dios salve a la Reina. Dios defienda Nueva Zelanda y gracias a Dios por Australia.

Russell Crowe




Melbourne 2019

1 commentaire


simonrubaja
simonrubaja
26 janv. 2023

La visita con mi Patner al Museo de la Inmigracion fue enriquecedora culturalmente igual que el resto de nuestro periplo.

J'aime
bottom of page