Blog

seniors por el mundo india nepal

Cafayate....sinfonía en rojo y piedra.

Salta .

Una mañana llena de colores emprendimos la excursión a Cafayate.

Como un oso en busca de miel, iba atrapada por tantas imágenes vistas del camino a Cafayate.


Primero, cerros y verde .


El bus transitaba por esas sinuosidades del terreno con elegancia y uno iba viendo cómo el paisaje cambiaba de color.



Entre el run run del motor se oía la explicación de la guía.


Palabras que se sucedían una tras otra y de pronto me dí cuenta de que en medio de la dormidera general que produce el movimiento continuo....mi cerebro estaba alerta .




Empecé a poner atención en lo que decía esta personita, de apenas veintipico, que con toda la seriedad del mundo nos hablaba de geología.


Del movimiento de las placas tectónicas surge todo el paisaje, una zona se hunde y otra se pliega y se eleva...en una amplia variedad de materiales pétreos formados por el enfriamiento de los magmas en el interior de la corteza o en los volcanes que estallan en la superficie, tal el caso de las rocas ígneas o de las coladas volcánicas;

otras veces, las rocas que podemos ver se forman por las presiones y temperaturas internas que aplastan los minerales de rocas preexistentes y, finalmente encontramos a las rocas sedimentarias, formadas por sedimentos de arenas, arcillas o calizas, depositados en viejos ríos, lagos o mares, y que se presentan formando paquetes de estratos.


A medida que el paisaje se iba haciendo más árido, las tonalidades naranjas y rojas aparecían dominando todo.

Y con la explicación iban surgiendo otros temas, la vida en la Reserva Natural, la falta de agua, las condiciones climáticas...

Lorena iba contando kilómetro por kilómetro no solamente la geología del lugar, la paleontología, las huellas prehistóricas, las conchas marinas y ranas fosilizadas, pisadas de dinosaurios ....como si fuera una vueltita por Jurasic Park....argentino.

Sin embargo , yo que escuchaba atentamente a esa altura del recorrido, descubría matices mucho más profundos en su discurso.

Pero llegamos a la Garganta del diablo...y todo se llenó de vida.


Era el tiempo de mirar, de admirar, de sentir..


Y uno se siente muy pero muy pequeño entre tanta roca y tanta inmensidad.


Y te surge el pensamiento....esto tiene millones de años....y nosotros que apenas estamos por el 2000 y pico....somos , con suerte ,un átomo de historia.


Nuestro problemas, nuestras guerras, nuestros caprichos.....pierden absoluta relevancia.

Son nada, hay que poner las cosas en perspectiva y hasta los poderosos pierden su poder en esta línea de tiempo.


Era el momento de la naturaleza.



Formaciones tan maravillosas como la Garganta del Diablo, o el Anfiteatro.


Siglos de viento que erosiona, desgasta y crea .

El planeta se crea a sí mismo! ...se me ocurrió pensar.





Desde algún lugar incierto me llegaba la voz de Lorena que decía ..conéctense con la tierra...y eso es back to basic pensé... lo que decimos siempre.

Volver a lo básico, a la tierra , a lo simple, a la contemplación del espectáculo natural de los ciclos, a la reflexión de que, en esa línea de tiempo, somos apenas una partícula.

Toda soberbia... desaparece, lo superfluo se desvanece, lo material carece de valor medible.



Solamente escuchar el latido de la tierra y si uno cierra los ojos....oír el viento de todos los siglos silbando, cantando, y modelando.
















Llegamos a la Quebrada de las Conchas finalmente.

A esta altura tenía clarísimo que hablar en privado con Lorena era más una necesidad personal que una faceta del recorrido.





Los Castillos.

Rojo de arenisca y arcilla.

Y finalmente ...Cafayate.


Fue el momento entonces de hablar con Lorena .


Con el fondo de la puerta de la Iglesia fui desmenuzando las preguntas que me surgían.


-Me pareció que en el fondo de tu actividad como guía hay otra motivación que va más allá de una simple información... ¿ cuál es Lorena?-

Ella me mira un poco con sorpresa y otro poco con desconfianza.....y me imagino que la curiosidad que ve en mí la tranquiliza.


-Transmitir - dice con simpleza.......-las costumbres, las creencias, las formas de vida que tenemos, el amor por la tierra...-


-Mientras hablabas durante el recorrido, muchas veces mencionaste la medicina ancestral..... ¿ cómo aprendiste?


-En el campo, con mis abuelos, ellos me enseñaron .

Las plantas tienen su poder contra enfermedades...sólo hay que saber buscarlas y mezclarlas. Mi hermana es médica y también lo aplica- sonríe.


-Bien ,entonces .....podemos decir que hay una especie de colaboración entre lo ancestral y lo actual...-


-Así debería ser- dijo escueta.


El eterno conflicto entre el presente y el pasado.

Le pregunté al pasar sobre los pueblos originarios ....somos todos descendientes de la misma etnia, me contestó.


-Contame alguna de tus costumbres ancestrales, le pedí.

Y me cuenta.


- ¿ Sabes lo que son las apachetas?- pregunta -son montículos que crecen a medida que le gente deposita las piedras y se ven en los caminos. Un apacheta marca el punto más alto o el paso entre una cosa y otra,como una transición.


-Tienen una forma icónica y son realizadas como ofrendas a la Pachamama.

Cuando veo una , tomo una piedra, doy gracias por todos los regalos recibidos y pido salud y protección, y vuelvo a poner la piedra arriba de todo.


-También ofrecemos comida a las deidades para agradecer y pedir cuidados .


Los rituales de la Pachamama varían de un territorio a otro pero todos se rigen por el principio de reciprocidad de la cosmovisión andina.

Se entierra una olla de barro con todo tipo de comidas, bebidas y hojas de coca.

Este ritual se llama Corpachada.


En ese momento hicimos un silencio.....


-Y la Capacocha?- le pregunto.

Porque cada vez que voy a Salta visito el Museo de Arqueologia de Alta Montaña y vuelvo a la historia del Camino del Inca y los Niños de Llullaillaco.

Y el ritual de la Capacocha .


La Capacocha, una de las ceremonias más importantes llevadas a cabo en el Tawantinsuyu o Imperio Inca, se realizaba generalmente durante el mes de las cosechas y consistía en hacer ofrendas de gratitud al sol.

No obstante, este ritual también se efectuaba en ocasiones especiales como la muerte o enfermedad del Inca, o alguna catástrofe natural.


Tres niños incas fueron sacrificados u ofrendados a 6.730 metros de altura, en la cumbre del legendario volcán Llullaillaco (Salta, Argentina). Sus tumbas son las más altas que el hombre jamás haya construido en el planeta.

Estos niños-dioses, en su calidad de huacas o posibles mensajeros de los dioses, son los seres humanos que estuvieron más próximos a la refulgente divinidad de los Incas, el Sol.




La criatura era vestida con la mejor ropa, le daban de beber chicha (alcohol de maíz), y una vez dormida era depositada en un pozo bajo la tierra, junto a un rico ajuar.

Según la creencia Inca, los niños ofrendados no morían, sino que se reunían con sus antepasados, quienes observaban las aldeas desde las cumbres de las altas montañas.

Las ofrendas humanas se realizaban solo en las huacas o adoratorios más importantes del Tawantinsuyu.



-No se puede pensar lo de antes con nuestra cabeza de hoy...-acota Lorena-no hay punto de comparación. Lo que nos parece una costumbre horrible era para las familias el honor de haber sido elegidos como los más perfectos de su raza para ser ofrendados.-


Y tiene razón.

Las dos hacemos silencio en plena comunión de pensamientos.


El Museo está montado con una sensación de intimidad tan grande que te va llevando a través de los objetos que se fueron encontrando junto a ellos en la tumba, sus juguetes, las figuras que detallaban su pertenencia.....ropa...hasta que finalmente lo ves, a través del blindex de la cámara .......y parece dormido. Una sensación de respeto mezclada con pudor ..como si uno estuviera mirando por el agujerito de una cerradura ese pedazo de la historia te inunda el corazón.


Volver a lo básico, a la tierra, al pequeño gesto de agradecer lo dado por la naturaleza, a quedarse en silencio y convertirse en espectador.



Cafayate resulta una explosión de color, una fiesta para los cinco sentidos.


Y Lorena....una reina dentro de su reino.




Al día siguiente fuimos con el Partner en busca de algo de medicina ancestral, en la infinita esperanza de que nos curara de los males de la actualidad , un poco de insomnio, un poco de cansancio ....y llenos de bolsitas prometedoras de bondades agradecimos al universo por la vida, por el amor, por una nueva aventura , por ser meros espectadores de esta maravilla.


Y aquí una coplita de Eulogia Tapia

Señores pido permiso

pa que tengan más cuidado,

hay que cuidar lo de adentro

que lo de afuera es prestado.



Salta ,octubre 2022













90 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo