Blog

seniors por el mundo india nepal

¿Angeles o Demonios?.....ni unos ni otros...sólo gente que trabaja.


En un momento en el cual el concepto del trabajo está infravalorado, en el que salvarse antes de los 40 para no trabajar más parece ser la premisa, se me ocurrió ir por ahí, y visitar La Exposición Rural.


De ruralista tengo exactamente dos geranios y tres suculentas en el balcón, que afortunadamente no requieren más que algún cuidado y mucha charla.


Pero uds. saben que uno de los valores de Seniorsporelmundo...es el cuidado del planeta....

así que , a pesar de la humedad tipo fondo del mar, me encaminé con la cámara de fotos,

a ver qué pasaba por esos lugares.

Siempre con la bendición del Partner que me dijo....abre tus alas y vuela..en fin, él se quedó abrigado y expectante.



Y caí primero con ellas, mis favoritas..



Esta es la raza Hampshire Down.


Y me mandé entre los fardos, a manera de periodista que no soy ni lo quiero ser,

pero la curiosidad me pudo y las ganas de saber más.


Y, como buena inocente empecé a preguntar por ahí.



Le toco el hombro a un joven y le digo...¿te puedo preguntar algo?

En realidad ya me había metido donde no me llamaban, había corrido la valla y estaba casi junto a la oveja...tenía todo el derecho de decirme por acá no se puede, pero me dijo que sí.


-Contame algo de lo que haces-...-


-Bueno, la Cabaña se llama Don Jerónimo, yo soy Jorge Linares, criamos ovejas para carne, pero sobre todo para lana que se usa para destinos poco comerciales por ejemplo la lana del interior de los aviones o como aislante, ya que es es iñífuga-


-¡Interesante!- ¿Cómo es un día tuyo?-disparo.


-Y...me levanto a las seis y me paso el día en tareas de alimentación, sanidad esquila, ....son muchos trabajos y muchas cosas que hacer. Y para venir acá...tenemos que preprarnos todo un año, pero lo hacemos contentos...Mirá , ahí está mi hija... ¡vení Clarita!-


Y ahí está Clarita.

-Nosotros tenemos una empresa familiar, mi mujer trabaja a la par....-

-¿Cuántas horas por día?- pregunto

-Entre 12 y 14....siempre hay algo que hacer.-contesta Jorge.

Pienso...¡entre 12 y 14!... ¡Y no se lo ve deprimido ni maltrecho!-


Gente común que trabaja y produce, que cuida y se cuida, que valora el esfuerzo y que redobla la apuesta para seguir adelante.


Hoy es la Jura....esperemos que ganen un premio, como otros años.



Y cuando estaba por irme, Jorge me dice..esperá, acá hay otro amigo, y me presenta a Facundo Sánchez, de Cabaña San Isidoro.


Ya más relajada le hago preguntas parecidas.

-¿También ovejas?-

-Sí , de Entre Ríos, hace 20 años que criamos esta raza, es una empresa familiar.

Venimos con diez animales, seis hembras, tres de ellas con parición simple y otra con mellizos.....

-¿Cuántas horas trabajás por día?-

-Y....desde que sale el sol hasta que oscurece... porque además criamos Aberdeen Angus...el trabajo nunca termina.., todos ponemos nuestro grano de arena para que funcione-

-Es mucho esfuerzo por lo que contás.....¿trabajarías en otra cosa menos complicada?-

Y Facundo mira las ovejas y más allá......y me responde tímidamente..

-La verdad que no....amo mi trabajo..- y se le nota.


Que notable ..pensaba, ama el trabajo de 14 horas por día, ama el esfuerzo ¡y encima es feliz!


Cuando terminaba , volvió Jorge y ¡me presentó a otro ...!

-Soy Matías Hernán Márquez....de Entre Ríos, tengo una explotación chica sólo 8 hectáreas, y criamos ganado ovino. Trabajamos con mi mujer y tenemos dos hijos.


-Matías...¿cuántas horas trabajas por día?-

-Y...arrancamos a las siete y hasta que anochece, pero en tiempos de parición hacemos rondas a las dos de la mañana y volvemos a las seis...hay que estar atento a posibles problemas, así que , en esas épocas...uf ..el trabajo no termina nunca...-

-¿Cómo se llama tu Cabaña?-

-Don Alberto, tiene el nombre de mi abuelo, él me enseño todo ...cómo tratar a los animales....pero tuve que aprender de cero, porque yo soy técnico electricista...nada que ver, y con mucho esfuerzo compramos un poco de tierra y montamos esto de la nada...-




-¿Y te ves trabajando de otra cosa que no sea tan esforzada?- le pregunto.

-No me lo planteo...si bien no tenemos las comodidades de la ciudad, gas naturales y esas csas, y hay que picar leña todos los días....no me veo haciendo otra cosa....es lo que me gusta..para mí es todo.-


Me detuve un poco a sacarme unas pajas de las botas y mirar sus caras...y ¿saben qué ví?


Esperanza y amor.

Esperanza...ésa que a veces a nosotros se nos hace tan lejana.

Y me fui....procesando como pude estos encuentros...a hacer lo que mejor hago, ver el mundo a través de la cámara de fotos.


Orlando, de Chaco, cría cabras Boer , desde chico está en el tema.

Cuando le pregunté cuántas horas....lo mismo, desde que amanece hasta que anochece y un trabajo que nunca termina....

Y seguí por ahí....


Con los premiados curiosos...




y todos los protagonistas.....


y otros que parecían decir....¡STOP con las fotos!

Llegué al pabellón de caballos de Polo...


Y entre risas y bromas , Pablo Salamone de la Cabaña Salomone, me presenta a su equipo, son criadores de la raza Polo Argentino.

Un ambiente de broma y amistad se diluía en el aire...

y se me ocurrió preguntarle al más joven..


-¿Te ves trabajando de otra cosa en el futuro?-

-!Ni loco!- fue la escueta respuesta...









Al terminar mi visita.....paré en un stand de Asociación de Criadores de Lincoln... que tenían en venta unas ovejitas de lo más simpáticas y rellenas.


Estuve hablando con Adriana, que tiene un campo cerca de Vidal,creo, donde hacen ganadería regenerativa, respetando los ciclos de la vida animal en la naturaleza....algo que me recordó a mi sorpresa cuando en Alaska ví que los osos comían parte del salmón y otras quedaban en el agua, y pregunté ¿porqué el desperdicio?, y pacientemente me contestaron que esas partes contribuían con minerales y a través del agua abonaban los bosques y que así debía ser.


Todo tiene que ver con todo, todo cumple una finalidad y en la naturaleza eso es ley.


Tuvimos una conversación inteligente y enriquecedora.


Cuando llegué a casa , el gato maula atacó mis botas , se hizo un festín de olor animal y mientras se ensañaba con los cordones ...yo pensaba.

Volví a evocar las caras de estos jóvenes .

Y encontré otra vez la palabra esperanza, la palabra amor, la palabra familia.

¿Y no es esto lo que queremos todos?

Ellos trabajan juntos, tienen proyectos, tienen sueños.


De sol a sol. Así definen sus jornadas laborales.

En el campo no existen los feriados , las licencias por enfermedad o por trámite, vacaciones programadas o escapadas de fin de semana.

La tierra no espera, la tierra exige.

Y muchas veces el esfuerzo se pierde en una sequía o los animales mueren por una inundación.

Y lo más sorprendente ...es que aman ese trabajo con pasión.


Habría que enseñarles a muchos y a muchas, que los pollos no nacen en la rotisería, el bife de chorizo no se autogenera en el frigorífico ni la leche en un tetrabrik.

Que detrás de todo eso hay un inmenso mundo de trabajo y sacrificio que no se ve...PERO EXISTE.


Y que además de todo esa gente es feliz, produce, ama y vive.


Y para cerrar este post de hoy , la Jura


Jorge y la Cabaña Don Jerónimo, con la campeona, y detrás también Facundo con la campeona oveja con cría. ....y esperando a la Cabaña Don Alberto ...en la Jura de machos.


Y me alegré tanto porque se lo merecen y al contrario de lo que dicen algunos, lo bueno hay que premiarlo porque estimula y da ejemplo.


Me fui al balcón, con mis dos geranios y mis tres suculentas a dar gracias por haber conocido a quienes todavía...tienen esperanza.

Ojalá se nos pegue un poco...y podamos ver más allá de la niebla.


Les agradezco mucho, Cabaña Don Jerónimo, Cabaña San Isidoro, Cabaña Don Alberto Cabaña Salomone y a todos los participantes de esta historia.



Buenos Aires 2022
















-



309 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo