Blog

seniors por el mundo india nepal

Al la vuelta de la esquina.......Villa Ocampo!

Actualizado: 25 jul 2021

Y se dió el caso de que en esta cuarentena molesta y perniciosa tuvimos que elegir adónde juntarnos los hermanos para hablar de nuestras cuitas , cosa que finalmente nunca hacemos porque nos reímos demasiado.

La reunión anual pasó a ser dos veces por año, dos días en los que desaparecemos de las familias correspondientes y nos dedicamos a ser solamente hermanos.

Adónde ir ???? y allá fuimos, a Villa Ocampo , en San Isidro.



Villa Ocampo, Patrimonio de la Unesco, era la casa familiar de Doña Francisca Ocampo, que cedió a Manuel Ocampo, su hermano, con la condición de que la heredara Victoria, su ahijada y una de las seis hijas de Manuel.

La casa es preciosa, de 1891, imponente ,y antes tenía una extensión que llegaba al río.

Sin embargo, se fueron vendiendo parcelas y hoy les queda un jardín generoso y tupido.




Toda la casa y el jardín son obras de arte.


Victoria fue una mujer controvertida sin duda. En un mundo de hombres prejuiciosos, optó en algún momento de su vida por seguir su propio rumbo prescindiendo del uso de buenas costumbres y fue muy criticada en su tiempo.


Sin embargo fue la representante máxima de la cultura de una época en la que Argentina tenía brillo propio.

Era la tierra de las grandes promesas, la del progreso, la de la mirada europea que se derramaba en la arquitectura, la pintura , la literatura y las artes en general.



Victoria.

Buscó su independencia y emancipación y fue la impulsora y defensora de los derechos de las mujeres de su generación en un tiempo en que la mujer sólo conseguía la independencia de su familia a través del matrimonio, y la independencia del matrimonio ...casi nunca.

Tenía que ser muy fuerte para tener ideas y acciones propias.


Y uno puede estar de acuerdo o no con lo que fue su vida, pero indudablemente dejó su marca a la generación siguiente.







Nosotros mismos tuvimos una tía abuela de la misma época de Victoria y de la misma onda.

Nunca se casó.

Usó sus recursos propios en viajar, instruirse y llevar a cabo las únicas cosas que la sociedad les permitía a las mujeres además del matrimonio... solamente arte y obras de beneficencia.


En los 60 ella y otras amigas eran una tormenta de acciones y obras, edificios y complejos .

Eran mujeres poderosas que se llevaban puestos a los hombres que se interponían en el camino de sus planes. Decidían , digitaban y concretaban sus proyectos.


No sé decir si me gustaban o no. Tal vez, con tan poquitos años, mi secreto deseo de equilibrio y armonía no entendía demasiado esas trombas y me causaban un poco de timidez y desconfianza.




En la Villa, hasta los patos están ordenados y parecen esculturas.




La casa por dentro es magnífica.

Hoy por hoy y gracias al Covid19, no sirven almuerzo pero te preparan un surtido té con delicias calientes , saladas y dulces . Espectacular.


Las visitas son guiadas por el personal y se hacen con los cuidados correspondientes a la pandemia.





Esta casa, es la muestra de una época dorada de arquitectura y cultura, nuestra belle époque.



En estos rincones me puse a pensar en que 80 años después... es increíble pero estamos en la misma situación con respecto al feminismo.....Pero de verdad igual?

No!!! por eso no entiendo la virulencia ni lo extremo de las expresiones.

Ahora no hay matrimonios arreglados, al menos en estas latitudes.

Ahora la mujer es independiente, autónoma, puede trabajar y generar recursos propios, puede elegir lo que quiere ser , o no ser , en tal caso.


El reconocimiento que exigen a los gritos , es un reconocimiento que va de adentro hacia afuera, nadie te da el crédito ni la habilitación como mujer, es algo que está adentro.

No afuera de uno.

No entiendo la guerra con los hombres ni las batallas de sexos, ni los gritos ni los reclamos.

Si es violento, sartenazo en la cabeza y adiós.


Se piden derechos y está muy bien, pero esos derechos llevan implícitas obligaciones...y de eso no se habla.

La independencia lleva en sí misma la condición de asumir las consecuencias de los propios actos.


No necesito pedir permiso para decidir , está implícito en mi condición de ser humano.

No necesito ir a mostrar nada , porque ya estoy habilitada por mí misma.


En fin, eso pensaba en la tarde de Villa Ocampo.


http://unescovillaocampo.org/web/


http://www.fundacion-sur.org.ar/revista-sur/


https://www.tripadvisor.com.ar/Attraction_Review-g947955-d2613131-Reviews-Villa_Ocampo-San_Isidro_Province_of_Buenos_Aires_Central_Argentina.html#MAPVIEW-2613131








107 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo